The Thomas Crown Affair y el capricho convertido en negocio
Written by Carmen Orus
Thursday, 17 February 2011 11:57
PDF Print E-mail
There are no translations available.

localizacion arte falsificado

Thomas Crown , multimillonario y distinguido financiero de 40 años, al que no le queda nada que demostrar. Es un triunfador en toda regla, pero esto no es suficiente para el, asi que planea el robo de un Monet del Museo de Nueva York. Esta es la trama de la pelicula "The Thomas Crown Affair", este caso es ficcion , pero poco se aleja de la realidad.

Soñar con tener en casa alguna de las obras de arte mas importantes por desgracia puede hacerse realidad, solo es preciso adquirirlas en los circuitos clandestinos. El mercado internacional del arte desborda de centenas de obras y objetos de arte robados en los museos, instituciones, colecciones etc. Cada año se roban alrededor de 7000 piezas de arte, Francia es, detras de Italia, el segundo pais mas saqueado de Europa. Watteau, Picasso, Dubuffet, Kjino, Munch, y un largo etc por mas protegidos que esten, no hay obra de arte que se salve del apetito de los ladrones. Los autores de estos actos tienen perfiles diversos. Los especialistas los han clasificado en tres categorias distintas: los “coleccionistas compulsivos”, los “traficantes de ocasion” y las “redes de profesionales”.

 

Los coleccionistas compulsivos serian como por ejemplo Stephane Breitweizer responsable de 174 robos entre los años 1995 y 2001. Breitweizer decia que sentia una “pasion devoradora” por el arte en general. Este tipo de ladros suele tener un alto nivel economico y gran posicion social y resulta muy dificil arrestarlos. Actuan a lo largo de los años y nunca ponen en circulacion las obras robadas, las admiran en casa, este seria el caso del protagonista de The Thomas Crown Affair.

 

Pero la gran mayoria de los ladrones lo hace por motivos mas interesados: son los traficantes de ocasion que carecen de conocimientos de arte, ignoran el valor dela obras y carecen de los circuitos paralelos para “lavar” el producto de sus robos, normalamete roban en casas y colecciones particulares y son mas faciles de localizar y arrestar porque suelen cometer errores a la hora de vender la mercancia. Pero el mayor numero de robos los llevan a cabo bandas perfectamente organizadas. Esos grupos se mueven en estructuras jerarquizadas y perfectamente informadas de los sistemas de seguridad que protegen los museos etc. Estas piezas robadas desaparecen rapidamente en manos de revendedores especializados en arte. Si no son encargos entonces lo que hacen es negociar una especie de rescate con el museo robado en cuestion. Muchas piezas sobretodo antiguedades pasan las fronteras con rumbo a los Estados Unidos o Japon. Las rutas y los compradores son perfectamente conocidos por estas bandas. En cuanto a los cuadros de los grandes maestros, el viaje es mas corto porque el destino preferido de estas obras de arte son generalmente Italia y Suiza, donde terminan escondidas en las mansiones de los jefes de la mafia rusa o italiana. internet ofrece un tunel abierto donde se pueden vender mcuhas obras y pasar mas desapercibido. Existen coleccionistas mafiosos que compiten entre si para ver quien posee la obra mas extraordinaria. Es un juego. Quienes roban las piezas corren muchos riesgos, pero la recompensa es millonaria. Por eso internet se ha convertido en el nuevo El Dorado de los ladrones. Los territorios de destino ya no son tanto Suiza, Andorra o Monaco, sino los paises de la Europa del Este.

Last Updated on Friday, 05 August 2011 17:21