Mis libros favoritos
Palido criminal
Escrito por Carmen Orus
Lunes, 23 de Abril de 2012 18:30
PDF Imprimir E-mail

 

 

Berlín 1938. Bernie Gunther es un detective privado, ex-policía de la Kripo, especializado en la localización de personas desparecidas, sobre todo judíos; un trabajo bastante lucrativo en una Alemania pre-bélica. Años atrás, en el frente turco durante la I Guerra Mundial, Gunther consiguió la Cruz de Hierro y más tarde, en su etapa como policía, obtuvo cierta notoriedad cuando resolvió el caso de un estrangulador llamado Gormann.

 

Última actualización el Miércoles, 09 de Mayo de 2012 17:10
 
Violetas de Marzo
Escrito por Carmen Orus
Miércoles, 24 de Noviembre de 2010 09:14
PDF Imprimir E-mail

Detectives en Barcelona

Berlín 1936. Bernie Gunther es un detective privado, ex-policía de la Kripo, especializado en la localización de personas desaparecidas, sobre todo judíos; un trabajo bastante lucrativo en una Alemania que, en pleno apogeo del nazismo, se prepara para albergar los Juegos Olímpicos y de manera más discreta para una posible guerra. Años atrás, en el frente turco durante la I Guerra Mundial, Gunther consiguió la Cruz de Hierro y más tarde, en su etapa como policía, obtuvo cierta notoriedad cuando resolvió el caso de un estrangulador llamado Gormann.

 

Última actualización el Viernes, 20 de Abril de 2012 11:02
 
Sin entranas
Escrito por Carmen Orus
Miércoles, 24 de Noviembre de 2010 09:14
PDF Imprimir E-mail

Detectives en Barcelona

Un asesinato, un ritual faraónico y quince sospechosos en un crucero de lujo por el Nilo. Este argumento recordaría a Agatha Christie, pero se trata de Sin entrañas, la novela policiaca de la periodista y narradora todoterreno Maruja Torres, que rinde homenaje en clave paródica a la reina del crimen.

La novela es "un homenaje a la sufrida clase media baja de Egipto", aseguraY es que Maruja Torres (Barcelona, 1943) ha querido que su última novela, la segunda de su serie policiaca, que comenzó con Fácil de matar (2011) con la reportera retirada y metida a investigadora Diana Dial —su alter ego— como protagonista, sirva de recordatorio de su admirada Agatha Christie y de su querido amigo Terenci Moix.
Última actualización el Lunes, 23 de Abril de 2012 17:31
 
Autopsia de mi vida
Escrito por Carmen Orus
Miércoles, 24 de Noviembre de 2010 09:14
PDF Imprimir E-mail
Detectives en Barcelona
 
"Autopsia de mi vida", en un recorrido de más de medio siglo, nos presenta la autobiografía del autor en paralelo con la historia de nuestro país de una forma amena sin especiales alardes literarios.Incluye excelente comentarios filosóficos sobre la vida del ser humano, especialmente en su recta final.
Analiza, de forma que pocas personas podrían hacerlo, no sólo la muerte, sino el mensaje que el cuerpo del muerto nos manifiesta. Representa un lúcido análisis profesional sobre la psicopatía del delincuente enfermo, a pesar de lo escabroso y complicado del tema. Bajo una escueta narrativa (expone las impresionantes actitudes que una persona puede adoptar en los momentos extremos de su vida) existe un “lenguaje cálido” que llega al lector, especialmente al que sabe o quiere afrontar la última experiencia, que es la muerte.
Última actualización el Viernes, 06 de Abril de 2012 10:59
 
Cuando pase tu ira
Escrito por Carmen Orus
Miércoles, 24 de Noviembre de 2010 09:14
PDF Imprimir E-mail

 

Detectives privados en Barcelona

Cuando pase tu ira es la novela más vendida de la escritora sueca Asa Larsson. Ha cautivado tanto al público como a los críticos con esta historia de un asesinato en Kiruna que despierta los fantasmas de un grupo de colaboradores nazis. Una joven pareja, Wilma y Simon, exploran el norte de Suecia buscando los restos de un avión alemán perdido en 1943. Para hallarlo, se sumergen en el helado lago de Vittangijärvi, pero entonces acontece el crimen: alguien corta la cuerda de seguridad de Wilma y tapa el ori?cio de salida en el hielo mientras ellos buceaban. No hay salida.

Última actualización el Miércoles, 21 de Marzo de 2012 12:57
 
La casa del alfabeto
Escrito por Carmen Orus
Miércoles, 23 de Noviembre de 2011 10:19
PDF Imprimir E-mail

 

Alemania, Segunda Guerra Mundial. El avión de los pilotos ingleses James Teasdale y Bryan Young es derribado en territorio enemigo durante una misión fotográfica. Consiguen sobrevivir, pero no llevan los uniformes, por lo que, si son capturados, serán acusados de espionaje y, probablemente, ejecutados.

Finalmente, logran subir a un tren que parte del frente oriental con soldados enfermos. En uno de los vagones encuentran a varios oficiales de alto rango muertos sobre unas camas. Sin vacilar, James y Bryan tiran a dos de ellos del tren y ocupan su lugar, con la esperanza de poder escapar en cuanto tengan una oportunidad. Así, llegan hasta La Casa del Alfabeto, un hospital psiquiátrico situado en el corazón de Alemania. Mientras la guerra sigue haciendo estragos, su única oportunidad de sobrevivir es simular que son enfermos mentales, pero ¿serán capaces de hacerlo durante meses sin convertirse en auténticos perturbados? ¿Son los únicos del pabellón que están fingiendo?

Última actualización el Domingo, 11 de Marzo de 2012 17:15
 
Por amor al arte
Escrito por Carmen Orus
Miércoles, 23 de Noviembre de 2011 10:19
PDF Imprimir E-mail

Por amor al Arte

Una delicada talla gótica ha sido sustraída de una iglesia alemana. En la persecución la policía dispara a uno de los ladrones. Él no sabe muy bien dónde le duele, pero se le empieza a nublar la vista. La talla se ha manchado de sangre y tiene un agujero. La preciosa obra de arte ha salvado la vida al ladrón más famoso del mundo: Erik el Belga.

Así empieza la autobiografía de René Vanden Berghe, Erik el Belga, escrita con increíble ritmo narrativo a cuatro manos con Nuria de Madariaga. Su vida es la demostración de que la realidad supera la ficción. Nada hacía suponer que el pequeño René fuera a convertirse en un ladrón. Su abuelo le transmitió el amor por el arte gótico y el románico, su madre lo introdujo en el mundo de la pintura, y su padre le enseñó los secretos del bosque, las armas y los libros antiguos. Pero el ambiente tras la segunda guerra mundial era perfecto para aprender las artes del contrabando y su carácter le dio el ansia por el conocimiento y la lógica necesaria para justificar su querencia por las piezas de arte sacro: «soy católico y la Iglesia es de todos los católicos, luego lo que es de la Iglesia también es mío» o «si no hubiera salvado esta pieza de la carcoma ahora no existiría…». En ocasiones, no le faltaba razón. 

Última actualización el Martes, 06 de Marzo de 2012 17:53
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>
Página 4 de 13