La Dalia Negra
Escrito por Carmen Orus
Miércoles, 24 de Noviembre de 2010 09:05
PDF Imprimir E-mail

Investigaciones privadas en Barcelona

La novela policíaca se inicia en Estados Unidos con la figura de Edgar Allan Poe. Quizá por ello, muchos de los mejores cultivadores del género pertenecen a aquel país. En el siglo XX, el relevo del genio de Boston es recogido por Dashiell Hammet, al que sigue Raymond Chandler. Y, tras ellos, otro discípulo aventajado: James Ellroy, asímismo uno de los escritores más populares de novela negra.

Lee Earle Ellroy, su verdadero nombre (Los Ángeles, 1948) es, como muchos otros escritores, menos conocido que algunas de sus novelas, que han sido llevadas al cine. Si mencionamos ‘L. A. Confidencial’, todo el mundo recordará la película y entenderá lo que decimos. Ellroy cultiva una narrativa policíaca –en la línea de los anteriores- caracterizada por su dureza, con personajes en decadencia, que viven sumidos en la desesperanza y que participan de un mundo en que la violencia está a la orden del día.

‘La Dalia negra’, que ahora reedita la editorial Zeta Bolsillo, también fue llevada al cine. Como otras obras de Ellroy, se desarrolla en Los Ángeles. En un solar, ha aparecido el cadáver de una joven que, según el forense había sido torturada durante varios días. Por la forma en que iba vestida, un periodista la denomina La Dalia Negra.

Dos de los detectives asignados al caso se involucrarán excesivamente en él -hasta el punto de que afectará a sus vidas privadas-, llegando a los bajos fondos de Hollywood y descubriendo conexiones con acaudalados magnates de la sociedad de Los Ángeles.
 

La obra se basa en un hecho real (Ellroy ha trabajado mucho tiempo como periodista de sucesos, estudiando crímenes verdaderos): el cruel asesinato de Elisabeth Short, una joven aspirante a actriz cuya muerte aún hoy no ha sido aclarada.

En la línea de Hammett, el estilo de Ellroy es duro, seco, hasta cierto punto, cortante, hecho de frases breves, que recuerdan la sintaxis de los informes de la policía, lo cual otorga mayor verosimilitud al relato. Sin duda, es un digno sucesor de los grandes maestros del género en Norteamérica y ‘La Dalia Negra’ una excelente narración que hará las delicias de los aficionados a la novela policíaca.

Desde la aparición de esta obra, que sepamos, Ellroy no ha vuelto a publicar nada. Por ello, es de esperar que pronto veamos en las librerías algún nuevo trabajo suyo, que siempre será bienvenido, como sinónimo de novela negra al estilo tradicional, alejado de los experimentos que otros perpetran.

Última actualización el Jueves, 28 de Julio de 2011 15:25