Sotheby's restituye un valioso Picabia robado hace 40 anos
Escrito por Carmen Orus
Miércoles, 12 de Septiembre de 2012 17:37
PDF Imprimir E-mail

 

Picabia robado

Sotheby's restituyó hoy a la ciudad de Nevers el cuadro de Francis Picabia (1879-1953) "La rivière: bord de la douceline à Munot près de La charité sur Loire" (1906), robado en 1974 en el Museo de Nevers y subastado después en varias ocasiones, con título y fecha diferentes.

Sin saber que se trataba de la obra desaparecida, destacaron en Sotheby's, ese cuadro de Picabia fue vendido una primera vez en 1987, en Londres, con su nuevo título "Le Paysage".

Al año siguiente fue Christie's quien lo subastó, mientras que dos décadas después, en 2008, Sotheby's volvió a sacarlo a la venta, esta vez en Nueva York, con un certificado de autenticidad establecido por el Comité Picabia.

 

Además, habían comprobado que no figuraba en los ficheros de la fundación internacional contra el robo de obras de arte Art Loss Register (ALR), creada en 1991, resaltaron.

 

La obra no llegó a venderse en la puja sino posteriormente, a un coleccionista privado, el mismo que en 2011 recurrió a Christie's para subastarlo en Londres.

El Comité Picabia detectó entonces el origen real del cuadro y previno al Museo de Nevers y a Sotheby's.

Tras confirmar que se trataba efectivamente de la pieza robada en 1974, Sotheby's propuso actuar como intermediario para que el Museo francés pudiese recuperar la pieza.

La eventual indemnización recibida, o no, por el propietario que lo había comprado "de buena fe", al igual que su identidad, son "informaciones confidenciales", precisaron a Efe en la sede francesa de la casa de subastas donde hoy el alcalde de Nevers, Florent Sainte Fare Garnot, recuperó el cuadro.

La información sobre la estimación inicial con la que salió a la venta en 2008 tampoco fue facilitada.

Coincidiendo con el acto, el presidente y de Sotheby's France, Guillaume Cerutti, pidió hoy, desde el diario web especializado en arte "Le Quotidien de l'Art", una mayor transparencia, rapidez y agilidad para compartir información sobre los objetos de arte robados en el mundo.

La prioridad absoluta para luchar contar el robo de obras de arte es, explicó, "compartir la información" en el acto y crear bases de datos actualizadas sistemáticamente y alimentadas por autoridades públicas y actores privados.

Cerutti precisó que estas deben ser accesibles y consultables por los profesionales del mercado del arte y recordó que la ALR es la mayor base de datos privada de objetos robados en todo el mundo.

Sin embargo, agregó, maneja los datos de Interpol y de varias compañías de seguros, pero no de autoridades nacionales como la Oficina Central de Lucha Contra el Tráfico de Bienes Culturales (OCBC), cuyo fichero TREIMA no ofrece acceso directo a casas de subastas y marchantes de arte.

Última actualización el Domingo, 23 de Septiembre de 2012 15:33