A
localización arte robado

 Arte robado en el monasterio de Sant Esteve de Banyoles

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, entregó al monasterio de Sant Esteve de Banyoles (Girona) la arqueta gótica de Sant Martiriano, cuyas figuras de plata fueron robadas hace treinta años por el célebre ladrón de obras de arte Erik "el Belga".

La ministra acudió al monasterio de Sant Esteve para entregar la arqueta, del siglo XV y que ha sido restaurada después de un largo proceso para la recuperación de 17 de las figuras de plata robadas que la cubrían.
El Ministerio de Cultura, a través del Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE), se ha encargado de la restauración de la arqueta, una pieza de madera con revestimiento metálico que cubría la urna con las reliquias del monasterio de Sant Esteve de Banyoles.
Durante veinte años, las piezas de la arqueta robadas por "Eric el Belga" estuvieron en paradero desconocido hasta que se detectaron dos estatuillas en la casa de subastas de Londres Sothebys.
El ministerio de Cultura consiguió parar la subasta y abrió una investigación que dio sus frutos al encontrar 17 figuras más en manos de una coleccionista holandesa, a las que finalmente se han adquirido tras años de negociación.