Investigator y los tribunales de justicia

La investigación privada realizada por detectives es una actividad profesional encaminada a la consecución de información y de pruebas cuyo único fin es saber la verdad.


Juicio

La profesión de detective privado se encuentra regulada en España por la Ley de Seguridad Privada 23/1992, de 30 de julio, y por el reglamento que la desarrolla, Real Decreto 2364/1994 y la Orden del ministerio de Justicia e Interior de 7 de julio de 1995.

En la Ley de Enjuiciamiento Civil, la figura del detective privado es señalada de una forma diferente a los diversos peritos o testigos, y dice en el artículo 265: “Los informes elaborados por profesionales legalmente habilitados (detectives privados) sobre hechos relevantes en que aquellos apoyen sus pretensiones. Sobre estos hechos, si no fuesen reconocidos como ciertos, se practicará prueba testifical”. Y en el artículo 382 señala: “No procederá la tacha del testigo por razón de interés del asunto cuando el informe hubiese sido elaborado por encargo de una de las partes”.


De estos artículos se deduce que los detectives privados en territorio español tienen un ámbito de actuación definido y lícito, conforme a la legislación que los regula, siendo su actividad exclusiva y excluyente. Exclusiva porque sólo puede ser desempeñada por detectives privados habilitados por el Ministerio del Interior. Excluyente porque ninguna persona carente de la correspondiente habilitación profesional puede desempeñar las funciones propias del detective privado.

La información conseguida en el curso de la investigación se refleja en un informe conjuntamente con las pruebas obtenidas (de vídeo, fotográficas, grafológicas, documentales, etc.), que plasman el resultado del trabajo realizado.


Investigator Detectives, con la Licencia nacional número 254, concedida por el Ministerio del Interior, ratifica y testifica delante de los Tribunales y estamentos oficiales como medio de prueba.


Arrendamientos urbanos

Tanto el administrador de fincas como el abogado pueden actuar contra los arrendatarios siempre que se cometa una infracción en la presente Ley de Arrendamientos Urbanos. Esta ley y el propio contrato de alquiler determinan y acotan las condiciones a las que el arrendamiento está sujeto, quedando definidos los deberes y obligaciones de ambas partes.


edificio

En el caso de los desfasados alquileres de renta antigua que siguen vigentes y de la gran cantidad de contratos indefinidos que existen todavía en la actualidad, las situaciones que detallamos a continuación pueden ser motivo para actualizar o concluir un contrato.


  • Subarriendos
  • Subrogaciones
  • Dedicación de la finca a fines no estipulados en el contrato
  • Duplicidad de domicilio
  • Cesiones y traspasos no consentidos
  • Determinación de rentas


Si el arrendador se determina a fingir la necesidad de recuperar el uso de su finca que tiene alquilada al arrendatario, Investigator Detectives se centrará en la comprobación de las situaciones anteriormente mencionadas para demostrar cuál es la situación real.